¿Cómo poner límites a tus hijos de manera saludable?

En este post te compartiremos los consejos que el neuropsicólogo Álvaro Bilbao recomienda en su libro “El cerebro del niño explicado a los padres”, para ayudarnos a poner límites sin necesidad de utilizar el castigo como técnica para educar.
 
Para el especialista el castigo puede tener consecuencias adversas. Al utilizar esta técnica estamos enseñando a nuestros hijos a utilizar el castigo como respuesta a una acción no positiva como una manera válida de relacionarse con el resto del mundo. De la misma manera hacemos que los pequeños controlen sus emociones y acciones a través de la culpa y finalmente existe la posibilidad de dañar su autoestima, ya que a edades muy tempranas todo lo que les decimos los ayudan a identificar su entorno y a identificarse a ellos mismos.
En su lugar, el autor propone las siguientes técnicas para ayudarnos con los límites en la educación de nuestros pequeños.
freepik.es
  1. Adelántate al fracaso. Es decir que si ya sabemos que un comportamiento negativo se avecina, no te esperes a la pelea o discusión. Es mejor darles las herramientas a para resolver el problema. Por ejemplo, Si tu pequeño suele desesperarse y frustrarse en el auto por que no le gusta ir en la silla de seguridad, pregúntale qué le gustaría hacer en el camino, juega con él, acércate y háblale y propón nuevas dinámicas para que aprenda a controlar sus emociones.
  2. Dejar claras las consecuencias. Es importante crear desde el principio una relación causa-consecuencia con nuestros hijos. Esto se puede hacer a través de normas que todos deben respetar. Por ejemplo, se puede establecer la norma de que no es posible mirar la televisión mientras es la hora de la comida. Hasta que se termine de comer, entonces se puede dar inicio a una nueva actividad.
  3. Siempre en positivo. Establece las normas siempre de manera positiva, la sensación de seguir dicha norma será un logro en lugar de una prohibición. Es decir, “Los niños que se portan bien en el auto, pueden ver la televisión por la noche”.
  4. Siempre hay consecuencias. Enseña a tus hijos que las acciones tienen consecuencias y es necesario reparar cuando le hemos hecho daño a alguien. Si el niño fue grosero con otro niño, debe pedir perdón.
  5. Finalmente el último consejo del experto es que como padres debemos dar mucha atención y tiempo de juego a nuestros hijos.
Fuente: El cerebro del niño explicado a los padres (Bilbao, 2015)