¿Sabes cuántas horas de sueño deben tener tus hijos ?

¿La hora de dormir es una pesadilla para ti y tus hijos? A continuación te contamos por qué debes ser paciente y perseverante en este tema en específico.

Descansar es uno de los aspectos más importantes en el desarrollo de los niños. Tener una buena calidad de sueño mejora el rendimiento escolar e influye directamente en el metabolismo y en la altura de tus hijos. Por el contrario la falta de sueño puede desencadenar comportamientos difíciles, problemas de concentración y memoria, obesidad e incluso los hace más susceptibles a sufrir depresiones.

Si te estás preguntando cómo puedes saber si tus hijos duermen lo suficiente, a continuación te compartimos una tabla publicada por la “American Academy of Sleep Medicine” donde desglosa las horas recomendadas de acuerdo a la edad y la etapa de desarrollo en donde se encuentran tus pequeños.

 

Esta misma institución también publicó algunas recomendaciones para que los padres tengan en cuenta:

  • Dormir suficiente debe ser un hábito familiar: Nada educa mejor que el ejemplo, por eso nuestros hijos deben notar que es una prioridad para todos los integrantes de la familia. Al estar conscientes de la importancia que tiene dormir a cualquier edad en cualquier etapa de la vida, difícilmente los niños verán a sus padres en vela como un comportamiento regular.
  • Las rutinas son importantes: Para las familias y para los niños no hay nada más eficaz que las rutinas, es decir despertarse, tomar la siesta, comer y dormir todos los días a la misma hora provocará un sensación de seguridad en los niños pequeños. Lo mismo ocurre a la hora de dormir, es recomendable establecer una rutina nocturna que se pueda replicar en cualquier lugar para que el pequeño sea siempre capaz de dormir.
  • Moverse también es importante: tratar de asegurarse de que los niños  tengan suficiente actividad física y contacto con el aire libre durante el día, esto permitirá un mejor descanso y una buena salud.
  • Crear un entorno adecuado para el sueño: Bajar la intensidad de las luces, mantener una cama despejada sin demasiadas almohadas ni juguetes y crear un ambiente cómodo y sin distracciones es ideal para obtener una mejor calidad del sueño.
  • Sin pantallas antes de ir a dormir: Es recomendable retirar todos los aparatos electrónicos media hora antes de ir a dormir y procurar que no estén presentes en el dormitorio.

Esperamos que esta información te sea útil para establecer hábitos saludables de sueño y que tus pequeños obtengan todos los beneficios de una excelente noche de descanso.

 

Fuente: healthychildren.org